El perpetuo niño Joan Miró


Míró observaba el mundo con la mirada de un niño. Picasso dijo de él “perpetuo niño que nos maravillaba en cada cuadro” y Miró decía de él mismo que era un Irrealista, entrar en el mundo de los sueños y los niños.